Preguntas frecuentes sobre la hepatitis C

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una enfermedad del hígado que hace que el hígado se inflame y deje de funcionar correctamente.

Usted necesita que su hígado esté sano ya que el hígado desempeña muchas funciones para mantenerlo vivo. El hígado combate las infecciones y detiene las hemorragias, elimina medicamentos, drogas y otras sustancias tóxicas del torrente sanguíneo y también almacena energía para usarse en caso necesario.

¿Qué es el hígado?

Sistema digestivo

El hígado es un órgano que desempeña muchas funciones importantes. Algunas funciones del hígado son:

  • Eliminar sustancias químicas dañinas de la sangre.
  • Combatir infecciones.
  • Ayudar a digerir los alimentos.
  • Almacenar nutrientes y vitaminas.
  • Almacena energía.

¿Cuál es la causa de la hepatitis C?

La hepatitis C es causada por un virus. Un virus es un germen que causa enfermedad. (Por ejemplo, la gripe es causada por un virus). La gente puede transmitir los virus a otras personas. El que causa la hepatitis C se llama virus de la hepatitis C.

¿Cómo puedo contraer la hepatitis C?

Usted puede contraer hepatitis C por medio de compartir agujas para inyectarse drogas. La hepatitis C se propaga por medio del contacto con la sangre de una persona infectada.

Usted puede contraer hepatitis C por medio de:

  • Haber recibido una transfusión de sangre contaminada.
  • Compartir agujas para inyectarse drogas.
  • Pincharse con una aguja contaminada con sangre infectada (el personal de hospitales puede contraer la hepatitis C de esta forma).
  • Hacerse un tatuaje o una perforación en alguna parte del cuerpo con instrumentos sucios que se usaron con otras personas.

Usted NO puede contraer hepatitis C por medio de:

  • Darle la mano a una persona infectada.
  • Abrazar a una persona infectada.
  • Besar a una persona infectada.
  • Sentarse junto a una persona infectada.

¿Puedo contraer la hepatitis C por medio de una transfusión de sangre?

Si usted recibió una transfusión de sangre o un trasplante de algún órgano antes de 1996, podría tener hepatitis C. Antes de 1996 en Chile no era obligatorio efectuar el examen de la hepatitis C en la sangre que se trasfundía, por lo que algunas personas recibieron sangre infectada. Si a usted le hicieron una transfusión de sangre o un trasplante antes de 1996, pídale a su médico que le haga la prueba de la hepatitis C.

¿Cuáles son los síntomas?

Muchas personas con hepatitis C no presentan ningún síntoma. Sin embargo, algunas personas con hepatitis C pueden sentir algunas molestias, como por ejemplo que usted:

  • Se sienta cansado.
  • Tenga náuseas.
  • Pierda el apetito.
  • Tenga dolor abdominal.

Algunas personas presentan:

  • Oscurecimiento de la orina (coluria)
  • Deposiciones de color claro (acolia).
  • Color amarillento de los ojos y la piel (ictericia)
  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis) o piernas (edema)
  • Vómitos con sangre o deposiciones de color negro por sangrado variceal.
  • Confusión mental (encefalopatía portal)

Si usted tiene síntomas o cree que podría padecer de hepatitis C, consulte a su médico.

¿Cuáles son los exámenes para diagnosticar la hepatitis C?

Para comprobar si usted padece de hepatitis C, su médico le hará exámenes de sangre. Estas pruebas demuestran si usted padece de hepatitis C y cuán grave es la enfermedad. Normalmente se piden exámenes para determinar directamente si el virus está en la sangre (PCR), en qué cantidad está (carga viral) y qué sub-tipo de virus C es (genotipo).

Además, habitualmente es necesario realizar una biopsia hepática. La biopsia es un examen sencillo. Consiste en extraer un trocito microscópico del hígado por medio de una aguja (sólo requiere anestesia local). Ese fragmento de hígado se estudia en busca de signos de hepatitis C y daño del hígado.

¿Cómo se trata la hepatitis C?

En primer lugar, debe seguir estas recomendaciones:

  • Suspender en forma permanente el consumo de alcohol (vino, licores, cerveza, etc.), aunque sea en cantidades mínimas.
  • Evitar el uso de medicamentos que no estén indicados por un médico.
  • La alimentación debe ser la habitual (no es necesario privarse de grasas o frituras, a no ser que su médico lo indique por algún motivo).

En determinados casos, es necesario realizar un tratamiento de la hepatitis C, lo cual será definido luego de completar los exámenes habituales. La hepatitis C se trata con un medicamento llamado peginterferón, asociado a ribavirina. El peginterferón se aplica mediante inyecciones subcutáneas una vez por semana. Si el medicamento no da resultado después de tres meses, el tratamiento se suspende. Si el medicamento da resultado, se le tratará a usted generalmente por un año.

¿Cómo puedo protegerme?

Usted puede protegerse a sí mismo y proteger a los demás de la hepatitis C si:

  • Usa guantes si tiene que tocar la sangre de otra persona.
  • No usa el cepillo de dientes o la máquina de afeitar de una persona infectada, o cualquier otra cosa que pudiera tener su sangre.
  • Si se hace un tatuaje o perforación en una parte del cuerpo, asegúrese de que ello se haga con instrumentos limpios.
  • Si usted o su pareja tiene hepatitis C, pregúntele a su médico qué recomendaciones seguir.
  • Si tiene hepatitis C, no done sangre u órganos, ya que la persona que los reciba podría infectarse con el virus.
  • Evite el uso de drogas.

¿Qué debo hacer si pienso que estuve expuesto al virus de la hepatitis C?

Consulte al médico de inmediato y hágase la prueba si corre alto riesgo de contraer hepatitis C o si usted piensa que ha estado expuesto al virus de la hepatitis C. Muchas personas no saben que están infectadas. El diagnóstico y tratamiento precoz puede ayudar a prevenir el daño al hígado.

Puntos a recordar

  • La hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis C.
  • Todas las personas pueden contraer la hepatitis C, pero algunas personas corren mayor riesgo.
  • Usted puede contraer la hepatitis C mediante el contacto con la sangre de una persona infectada.
  • La hepatitis C es crónica cuando el organismo no puede deshacerse del virus de la hepatitis C.
  • El daño al hígado puede tardar 10 años o más y en general es el primer signo de la hepatitis C.
  • Si usted corre alto riesgo de contraer la hepatitis C o piensa que estuvo expuesto al virus de la hepatitis C, hágase la prueba. Muchas personas desconocen que están infectadas.
  • La hepatitis C crónica se trata con medicamentos que retrasan o detienen el daño que el virus pueda causar al hígado.

Adaptado del National Digestive Diseases Information Clearinghouse.

8 opiniones en “Preguntas frecuentes sobre la hepatitis C”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *