Fosfatasas alcalinas

by Dr. Alejandro Soza

in Exámenes

La elevación de fosfatasas alcalinas puede indicar un cuadro de colestasia

Las fosfatasas alcalinas son parte de los exámenes de chequeo habitual (perfil bioquímico, pruebas hepáticas). Su elevación puede indicar una enfermedad hepática, pero también pueden elevarse en otras enfermedades o incluso ser parte de fenómenos fisiológicos como crecimiento y embarazo.

Las fosfatasas alcalinas son un grupo de enzimas cuya función es hidrolizar ésteres de fosfato a un pH óptimo alcalino. Las fosfatasas alcalinas circulantes en sangre derivan primariamente de 3 tejidos:

  • Hígado
  • Hueso
  • Intestino

Otra fuente de fosfatasas alcalinas es la placenta, lo que explica sus elevaciones durante el embarazo.

Mecanismos de elevación de fosfatasas alcalinas

En cuadros colestásicos, las fosfatasas alcalinas se elevan debido a un incremento de producción hepático asociado a un aumento de la liberación desde la vía biliar al plasma. Es probable que las sales biliares sean las responsables del aumento de producción hepático de fosfatasas alcalinas.

Medición

La medición de fosfatasas alcalinas en plasma puede realizarse con diversos métodos y su resultado debiera ser expresado en una unidad estandarizada: Unidades internacionales por litro (IU/L). Las distintas formas de fosfatasas alcalinas (isoenzimas) pueden distinguirse mediante electroforesis, sin embargo el método comúnmente utilizado en los laboratorios clínicos no es capaz de distinguir bien entre la isoenzima de origen hepático de la isoenzima de origen óseo, por lo que su utilidad práctica es limitada. La forma más práctica de confirmar o descartar el origen hepático de una elevación de fosfatasas alcalinas es mediante la medición de gama glutamil transpeptidasa (GGT).

Condiciones fisiológicas que elevan las fosfatasa alcalinas

  • Crecimiento: Durante la niñez y adolescencia aumentan las fosfatasas alcalinas de origen óseo y los niveles pueden llegar a ser 3 veces los de un adulto normal.
  • Embarazo: Las fosfatasas alcalinas de origen placentario explican las elevaciones que se producen durante el embarazo y que pueden llegar doblar los niveles al fin del embarazo.
  • Diferencias por edad y sexo: Las fosfatasas alcalinas son más altas a partir de los 60 años. En adultos jóvenes los hombres tienen niveles más altos que las mujeres. A partir de los 60 años, los niveles son más elevados en mujeres.

Causas de elevación de fosfatasas alcalinas

El primer paso frente a una elevación de fosfatasas alcalinas consiste en confirmar su origen hepático mediante la medición de otras enzimas que se elevan en la colestasia. La enzima más utilizada para este propósito es la gama glutamil transpeptidasa.

Las enfermedades que causan elevaciones de fosfatasas alcalinas de origen hepático pueden dividirse en enfermedades colestásicas extra e intra-hepáticas, y enfermedades infiltrativas.

Colestasia extra-hepática

La obstrucción de la vía biliar en cualquier nivel es causa de elevaciones de las fosfatasas alcalinas. Entre las causas que producen esta elevación se encuentran la obstrucción por cálculos biliares, tumores (cáncer de páncreas, colangiocarcinoma y otros) y colangitis esclerosante.

Colestasia intra-hepática

Hay enfermedades que producen daño de la vía biliar intrahepática. Las más comunes incluyen cirrosis biliar primaria, obstrucción segmentaria de la vía biliar y medicamentos.

Enfermedades infiltrativas

Ocasionalmente algunas enfermedades que infiltran el hígado pueden presentarse con elevaciones muy marcadas de fosfatasas alcalinas. Algunos ejemplos de estas enfermedades incluyen: Linfoma, metástasis, tuberculosis, sarcoidosis y micobacterias atípicas (ésta última en pacientes infectados con el virus del SIDA).

{ 11 comments… read them below or add one }

Leave a Comment